martes, 9 de junio de 2009





“No podemos matar el tiempo sin herir la eternidad. El tiempo es una memoria que olvida, deteriora y destruye los recuerdos poco a poco. El paso del tiempo nos aprisiona, no en una celda de cemento y ladrillos, sino en una de esperanzas rotas y tragedias imprevisibles, cuan grandiosa sería entonces la oportunidad del volver, pero al hacerlo no nos estaríamos enfrentando al Tiempo sino a nosotros mismos, porque aunque podamos escapar de la cárcel del tiempo, jamás podremos salir de la cárcel de nuestra propia naturaleza.”


“Me volví a encontrar contigo, tu mirada era la misma, mas tu no, algo era diferente en ti, cuando te reconocí, una parte de mi deseo que no fueras tu, mas otra parte lo contrario, quería tenerte de nuevo frente a mi, y ahora me rio, que ironía, como pude pensar que volveríamos a estar juntos? Aunque no lo creas, por un fugaz momento pensé que volveríamos, no, porque nunca lo fuimos, pensé que al fin, podríamos comenzar, pero cuando voltee y te vi con, ella…no, lo puedo explicar, una lagrima recorre mi mejilla, me prometí jamás llorar por algo o por alguien que valiera la pena, pero, si derramo una lagrima por ti, quiere decir que eres la persona mas importante para mi, lo quiera o no, y ahora que?, que me diras? Pero, que estoy pensando, tu no eres de esas persona que expresan sus sentimientos, eres frio y orgulloso. Como puedo pensar cosas así”

1 comentario:

Dem* dijo...

Hermoso!
Me haces llorar con tus escrituras, aunque sean felices o tristes, de todos modos me llega cada palabra que escribes^^

Premios GRAX!!!!! a todosss